¿Ligar por Internet es más eficiente?

Ir a una discoteca a ligar a puerta fría tiene un inconveniente principal: la pérdida de tiempo. Después de haber reunido el suficiente valor cómo para entrar a una desconocida entra dentro de las posibilidades que:

  • Sea estúpida (o por lo menos parezca)
  • No le gustes
  • Tenga novio
  • No le gustes
  • No esté por la labor porque se lo está pasando genial con sus amigas.
  • No le gustes
rechazo ligue

Es duro que te rechacen antes de empezar.

Este inconveniente se convierte en el ligue por Internet en la mejor ventaja. En las Redes Sociales para ligar, la eficiencia es, a nuestro modo de ver, su mayor atractivo. Porque cuando entras a una chica, ya puedes saber:

  • Cuantos años tiene
  • Cuál es su película favorita
  • Si busca una relación estable o diversión sin compromiso
  • Si es más de perros o de  gatos
  • Si su sueño es hacer un viaje por la India

E infinidad de cosas, unas más útiles que otras, que te pueden dar una idea más precisa de cómo es ella que verla bailar haciendo un corro con sus amigas. Así que si tras este primer filtro te llama la atención, es el momento de dirigirte a ella. Porque seguramente tú también le parecerás interesante: ¿cómo no le va a llamar la atención alguien que se ha leído su libro favorito y que también es fanático del sushi como ella?

ligar a distancia

La distancia no tiene porque ser un inconveniente.

Por lo tanto lo lógico sería que contestara de buenas maneras, algo más complicado en una discoteca. Tras un intercambio de mensajes, dónde os podréis conocer un poco más, sabréis si vale la pena quedar o si será una pérdida de tiempo para ambos. Dicho así puede parecer un poco frío, pero no hay que confundir frialdad con eficiencia.

ligar por internet

Con cosas en común previas es más fácil pasarlo bien.

En la época que vivimos, dónde la mayoría de gente va de bólido de un lado para otro, quedar con alguien sabiendo que a las primeras de cambio no solo no te dirá que tiene pareja o que es lesbiana, sino que sabréis qué temas de conversación tenéis en común, puede ser muy interesante. ¡Suerte!

La segunda oportunidad

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Hoy vamos a ver que en el ligue, no debemos tropezar dos veces por la misma chica.

cobra

Este gesto solo nos lo pueden hacer una noche, ¡no más!

A todos nos ha pasado alguna vez ser rechados. Uno de nuestros lemas es “lo que no te mata te hace más fuerte”, así que eso no es para nada un problema. Pero lo que sí debemos evitar a toda costa es un segundo rechazo: pérdida de autoestima, degradación a niveles muy bajos u olvido permantente de la chica son algunas de las probables consecuencias.

Así que si un día / noche nos reencontramos con alguna de nuestras conquistas fallidas (muy comunmente puede ser “la amiga de toda la vida”) normalmente la mejor opción es, aunque cueste:

a) No hacerle ni caso (sin perder la educación, saludar siempre está bien)

b) Tratarla con mezcla de indiferencia y naturalidad (sin mostrar ningún tipo de presión)

mujer se interesa en hombre

Mostrando cierta indiferencia, ella puede cambiar el chip.

Lo bueno de cualquiera de estas dos opciones es que curiosamente nuestras opciones de conquista aumentarán. El hecho de que la chica note que nuestro interés se ha esfumado, le llevará a preguntarse cosas como:

– ¿tendrá novia ahora?

– ¿ya no me encuentra atractiva?

– ¿habrá madurado?

mujer dudosa

Si se empieza a cuestionar cosas, primera victoria.

Cualquiera de estas preguntas nos beneficia, así que hay que ser fuertes y adoptar una postura no intrusiva y esperar en este caso a que ella de el primer paso. Y en caso que lo de, entonces no se nos puede escapar…

Neutralizando al Bat Factor

Uno de los peores enemigos de los cazadores de hembras es el temido Bat Factor. Para los despistados, un Bat Factor, a parte de ser un ser despreciable, es la amiga que se interpone en nuestro camino de conquista, normalmente cuando el estado de nuestro ataque es bastante avanzado, con el objetivo de dinamitar nuestro trabajo.

Bat Factor Grupo

Atentos, en todos los grupos puede haber una Bat Factor

Ante su aparación lo más común es maldecirla, retirar las tropas e irnos a casa con un cabreo monumental. Pero en estas líneas intentaremos dar consejos para neutralizar su acción y poder conseguir nuestro objetivo. Se nos ocurren 3 opciones:

1. Falsa amistad
Una vez el Bat Factor ha hecho su aparición, normalmente soltándonos alguna bordería, nos acercamos a ella comiéndonos nuestro orgullo y nos ponemos a hablar. El tema es igual, podemos decirle que su vestido es sexy o preguntarle si le gusta la música, la cuestión es intentar que baje un poco la guardia y se le pasen las ganas de dar por saco. Este acercamiento además puede provocar o bien un pequeño ataque de celos de nuestro objetivo, o bien que piense “caray, que chico más majo que habla con mi amiga”. Ambas reacciones son buenas y nos facilitarán el camino hacia al éxito.

Falsa Amistad Bat Factor

Lo más pequeños ya saben lo que es fingir amistades

2. ¿Conoces a mi amigo?
Si nos da pereza hablar con el Bat Factor, tendremos que confiar en la piedad de algún amigo nuestro. En estas ocasiones se suele utilizar el principio “hoy por ti mañana por mi”. Si nuestro amigo accede, le presentamos al Bat Factor para que la entretenga un rato. Si no tenemos aliados disponibles podemos intentarlo con alguien chico aleatorio de la discoteca, a alguno que veamos con ganas de marcha. La cuestión es conseguir que alguien tranquilice al Bat Factor.

Bat Factor Amigo

Un buen amigo alejará al Bat Factor

3. La huída
Si nos gusta el romanticismo, una buena idea es coger de la mano a nuestra presa y huir hacia otro lado. Esto ha de hacerse de manera decidida, para que el Bat Factor no tenga tiempo de reacción. Nuestra chica es posible que se sienta como el amor prohibido que huye con su amado, si conseguimos este efecto el triunfo está asegurado.

Huyendo del Bat Factor

Con decisión hay que abandonar el lugar

Bien, estas son algunas de las técnicas para neutralizar a un Bat Factor. Si se os ocurre alguna más os invitamos a que la compartáis.

Y sobre todo, no os rindáis y utilizad alguna técnica para evitar al Bat Factor. Es la única manera de que este fenómeno maldito no se propague.

El primer beso, ¿Cuándo?

Hoy hablaremos del momento adecuado para lanzarse a los labios de la mujer deseada y darle el primer beso. Tras ese momento será prácticamente nuestra (salvo excepciones, sobretodo de inglesas borrachas) pero para ello tendremos que jugar bien nuestras cartas, pues encontrar el momento adecuado para juntar las bocas no suele ser tarea fácil.

primer beso

Hoy explicamos como acabar así más veces.

Una vez tenemos decidido atacar, lo más adecuado es no hablar y mirar a la chica intentando transmitir con la mirada la simple frase “quiero besar tus labios”. Si la chica no es virgen entenderá perfectamente nuestras intenciones, ante lo cual se pueden dar las siguientes situaciones:

Rechazo de la mirada
La chica, al ver el fuego en nuestros ojos, hace cara de “esto no va conmigo” y gira la cara hacia otro lado. Si esto pasa lo mejor es retirar las tropas y probar suerte otro día. Los más impacientes pueden intentar hacer la mirada un poco más tarde, y tal vez por pena la chica no nos la rehuya, pero si nos decidimos a atacar nos exponemos a que nos realicen la temida Cobra. Sinceramente, es mejor no arriesgar.

rechazar beso

La Cobra no es solo cosa de chicas…

Sonrisas y comentarios
Ante nuestra mirada “asesina” la chica también puede responder con alguna sonrisa pícara y poniéndose a hablar sobre la primera cosa que le venga a la cabeza. Esta reacción no es mala, ya que en la mayoría de casos lo único que la chica quiere es prolongar un rato más el tonteo antes de llegar al beso. Nos lo tendremos que currar un poco más, pero si seguimos como hasta ahora en la próxima mirada de ataque las posibilidades de éxito son muy altas.

mirada beso

Con sonrisitas así el trinfo está cerca

Aguante de la mirada
Si la chica nos aguanta la mirada, entonces nos está diciendo que pasemos al ataque. La conquista no puede fallar. Aún así, para soldados profesionales, cabe la posibilidad entonces de no besarla en ese momento. Esto le provocará un considerable aumento de feromonas, que bien aprovechado harán que en el próximo ataque se vuelva una salvaje. Eso sí, tampoco nos pasemos de listos que como esperemos mucho igual se va con otro, que con la líbido por las nubes a casa sola no se irá.

Y sobre todo, atreveos a realizar la “mirada asesina” en algún momento, porque sino nunca sabréis si ella quiere tema o no. Que las que se tiran por cuenta propia a la boca del chico desgraciadamente no abundan.

Si una chica se toca el pelo…

El lenguaje corporal es es un elemento clave que hay dominar para aumentar las posibilidades de conquista. Hoy nos introduciremos en él hablando de una acción muy concreta, la de “tocarse el pelo”.

Cuando estás hablando con una chica, es muy significativo si ella se toca el pelo. En la mayoría de ocasiones significa que ella está nerviosa por la situación, cosa que nos pone en “ventaja numérica”. (También puede ser que tenga un tic o que tenga piojos, en cuyo caso recomendamos retirar a las tropas)

chica toca el pelo

Ella tiene suerte que está en el teléfono.

Este hecho solo puede tener un efecto en nosotros: aumentar la confianza. Ante él hay dos maneras de actuar:

Manera 1: Prudente

Saber que la chica siente un mínimo de atracción por nosotros, y en consecuencia llevar la conversación hacia terrenos más “calientes”:

  • Sin pasarse: “¿usas vibradores con punchas?
  • Pero sí algo como: “¿te apetece irnos a otro bar mano a mano?

Manera 2: Atrevida

Al verle que se toca el pelo preguntarle:

– ¿Estas nerviosa? Como veo que te tocas el pelo…

Ante esto ella puede reaccionar mal pensando que eres un prepotente pero puede también perder toda la confianza en si misma y pasar a ser un objetivo muy vulnerable. Es una opción arriesgada y por lo tanto la aconsejamos para niveles avanzados.

chica nerviosa

Gestos como tocarse la boca asegurarán nuestra situación de superioridad

Por último decir que ellas tampoco son tontas, y si nos ven tocándonos el pelo a nosotros pueden pensar lo mismo, que estamos nerviosos. Ante una chica hay que mostrar seguridad, así que intentad tener las manos quietecitas hasta el momento “oportuno”.

¿A las chicas les gusta ligar?

El objetivo de hoy es interiorizar un detalle muy importante: “A las chicas también les gusta ligar”. O más concretamente, “Que se las liguen”.

Muchos de nuestros miedos a la hora de acercarnos a una chica se basan en que creemos que la posibilidad de rechazo es altísima.

Chica ligar

Las chicas buscan a alguien que quiera ligar.

Y todo lo contrario. Siempre que se cumplan un par de requisitos, lo más probable es que la chica nos haga un mínimo caso. Tampoco decimos que os vayáis a acostar con ella al cabo de 10 minutos, pero sí que le hará gracia hablar con vosotros.

1. No estar patéticamente borracho:

Alguna copa ayuda a estar más desenvuelto, pero cuando nuestro aliento a alcohol tumbaría a un elefante no podemos esperar que una chica nos haga caso. Para ligar, el alcohol, como dicen en las etiquetas, con moderación.

2. No entrar a todo lo que se mueve:

Si en la discoteca entras a 3 chicas seguidas, intenta que la 4ª no te vea, porque a nadie le gusta sentirse el segundo plato.

3. Cuidar la higiene corporal:

Puede parecer obvio, pero a más de uno a las 5 de la mañana el efecto AXE se le ha pasado hace rato. Así que no os pongáis a correr cuando salgáis de fiesta porque luego lo pagaréis.

Bien, pues si se cumplen estas premisas no hay porque temer a las mujeres. ¿Creeis que ellas se irán contentas a casa si no han hablado con ningún chico en toda la noche? La respuesta es clara, NO.

ligar fácil o dificil

Pero tampoco hay que confiarse y llegar a la discoteca pensando que cualquier momento es bueno para echar la red. Para el ligue suele funcionar el dicho “a las 4AM ya está todo el pescado vendido”, precisamente porque a las chicas les gusta ligar y no esperan al último momento.

Así que ánimo chavales, no veáis a las chicas como una fortaleza inexpugnable sino como a un desconocido con ganas de conocer a alguien.

La Excusa

En nuestro primer capítulo hablábamos de como entrar a una chica con la que no tenemos ningún tipo de relación. Como decíamos era el tipo de ligue más difícil. Esta vez la cosa debería ser un poco más fácil, porque tendremos una Excusa para entrar a la chica.

La Excusa aparece cuando hay “algo” que te permite hablar con una chica sin que tu entrada parezca muy forzada.

Hay miles de Excusas, cada día suceden por todos lados, lo difícil es detectarlas y ser lo suficientemente rápidos como para aprovecharlas. Aquí hablaremos de unos pocos ejemplos, que tendrían que serviros como ayuda para detectar vosotros posibles Excusas en el futuro.

Ejemplo 1: Consejo en la tienda

Estás en una tienda y necesitas comprar un regalo para tu hermana. Te acercas a alguna chica que veas que está mirando algo y le preguntas:

 – Perdona, veo que estas mirando estos zapatos… es que necesito comprar un regalo a mi hermana, morena y bajita, ¿crees que a ella le quedarían bien? ¿o me aconsejarías otra cosa?

Seguramente te aconsejarán, les encanta.

Seguramente te aconsejarán, les encanta.

Si a la chica le gusta la ropa seguramente no le importará nada darte consejo. Si lo ves claro, aprovechando que estás en una tienda incluso le puedes regalar un detallito por los “servicios” prestados e intentar quedar para otro día.

Ejemplo 2: En el extranjero

Estás en un país extranjero y oyes a una chica hablar tu idioma. Ya tienes la excusa perfecta para acercarte y decirle algo así como:

– Hola perdona, es que acabo de llegar… ¿me puedes decir un sitio para ir a tomar algo?

Si la chica es simpática puedes intentar unirte a su grupo, seguramente estén de vacaciones y con ganas de marcha…

Si miran un mapa también puedes ayudarles.

Ejemplo 3: Poniendo la antena

Estas en un bar y oyes a unas chicas hablar de un tema que tú conoces muy bien, por ejemplo un viaje a Costa Rica, país donde tú has estado. Es un momento inmejorable para acercarte y decir:

– Chicas yo estuve ahí el año pasado, ¿queréis que os de algunos consejos?

Atentos a las conversaciones.

Atentos a las conversaciones.

Estos son solo unos pocos ejemplos, a lo largo del día y de la noche ocurren multitud de situaciones donde hay una buena Excusa para hablar con una chica.

A medida que vayáis teniendo más confianza sabréis descubrir más momentos adecuados en los que utilizar una Excusa. Los profesionales del ligue saben entrar con una Excusa diferente a cada chica solo con observarla unos instantes, pero recordad que para ganar confianza y llegar a ser un maestro, primero hay que probar.

El Opening

En el primer artículo teórico hablaremos del momento de comenzar a entablar conversación con nuestro objetivo, lo que en la teoría del ligue se llama “Opening”, en castellano Entrada y cuando se realiza a saco Entradota.

La poca vergüenza ayuda en el Opening.

La poca vergüenza ayuda en el Opening.

Este primer contacto con el enemigo se podría hacer con un simple:

 – Hola que tal, me llamo David.

Pero ni la mayoría de tíos tiene los huevos de empezar así una conversación ni la mayoría de tías respondería de forma positiva ante tan poca imaginación. Es por ello que antes de cualquier “batalla” necesitamos un Opening que sirva para contactar al “enemigo” de forma original, divertida, inteligente… cualquier cosa que haga que la chica tenga curiosidad por seguir hablando con nosotros.

Posiblemente la más conocida sea el mítico:

 – Hola, ¿Estudias o Trabajas?

Pero puesto que está más anticuado que el Messenger mejor no utilizarla. Entradas de este tipo hay miles, yo os contaré dos ejemplos.

 Ejemplo 1: La dirección

Ver a una chica por la calle y preguntarle:

 – Perdona, ¿para ir a Plaza España?

Y mientras te empieza a pegar el rollo de como ir tú le sueltas:

 – Tranquila tranquila, que ya se ir. Era una excusa para hablar contigo.

Lo lógico es que la chica se ría y tengáis la oporturnidad de continuar hablando.

moto

Preguntar la dirección en una Vespa aumenta las posibilidades.

 Ejemplo 2: El chiste familiar

En el bar o en la discoteca te acercas a una chica y le dices:

 – Hola, mira es que mañana tengo una reunión familiar y todos hemos de contar un chiste, ¿te importa que te cuente el que tengo pensado para ver si hace gracia?

Entonces le explicas un chiste, y si no es muy malo la chica se reirá y ya vuelves a tener una excusa para seguir hablando, por ejemplo le puedes decir:

 – Venga, ahora te toca a ti hacerme reir a mi.

Si se rie hay mucho ganado.

Si se rie hay mucho ganado.

Lo importante es que siempre tengáis un Opening en mente para poder entrar a una chica que no conocéis. Eso sí, iros renovando de vez en cuando, porque entrar a una chica con una Entrada que ya le han hecho asegura un rídiculo importante.

Por último es importante subrayar que esta es la manera más difícil de ligar, cuando no hay ningun tipo de relación entre vosotros y el objetivo. Así que no desesperéis, ya hablaremos de las situaciones más favorables en próximos capítulos.