Dilema Moral

Hola Doctor Houser, le escribo porque tengo un dilema moral.

Por un lado tengo una amiga que es muy simpática y vale mucho (la jodida tiene dos carreras) y la verdad es que creo que le gusto, y por otra parte hay otra chica que esta más buena pero la cuestión es que me hace CERO caso.

¿Me podria decir que debería hacer?

Javier

Apreciado Javi,

veo que tienes dos hembras en tu punto de mira, eso de entrada ya es bueno. La diversificación es algo que todo buen ligón ha de tener, centrarse en solo un objetivo es arriesgado. Así que lo primero que te diría es que mantengas a las dos hasta que te decidas completamente por una.

General_girl_studying_glasses

Le puedes gustar, pero no eternamente.

 

Respecto a la primera te diría que aproveches tu ventaja de “creo que le gusto”, aunque tampoco te confíes. Si tiene dos carreras será seguro una buena estratega. Además una cosa es que le gustes y otra que esté receptiva para la cópula, obviamente si quieres obtener “sustancia” te lo tendrás que currar. En este caso yo aprovecharía su nivel intelectual para invitarla a una actividad cultural como una obra de teatro y luego iros a tomar algo para comentar la jugada. Te aconsejo que antes te estudies la biografía del autor o el contexto de la obra para no quedar como un garrulo delante de ella. Y sobre todo, no te duermas en los laureles, porque sus sentimientos hacia ti no serán eternos, has de mover pieza pronto camarada.

Ante la ignorancia, celos.

Ante la ignorancia, celos.

Pasemos ahora a la segunda. Tus únicas pistas es que está buena pero que no te hace caso. Bien, no nos engañemos, la cosa esta chunga, pero está claro que hay que morir matando. Yo me decantaría por la taćtica celos, es decir, intentas coincidir con ella en alguna fiesta o evento (sino te hace caso mejor no insisitir en quedar con ella a solas) y ahí le dejas caer que has ido al teatro con una amiga. Sin que se note que le quieres dar celos, pero se lo dices. Puede ser que se abra un nuevo camino ante ti que provoque una apertura de su “mente” en el medio plazo.

Siempre a tu disposición,

Dr. Houser

¿Quieres hacer una consulta sobre tu estrategia para ligar? ¿Tienes alguna duda y necesitas consejo? Envía un mail a objetivoligar@gmail.com y te ayudaremos

Advertisements

La Excusa

En nuestro primer capítulo hablábamos de como entrar a una chica con la que no tenemos ningún tipo de relación. Como decíamos era el tipo de ligue más difícil. Esta vez la cosa debería ser un poco más fácil, porque tendremos una Excusa para entrar a la chica.

La Excusa aparece cuando hay “algo” que te permite hablar con una chica sin que tu entrada parezca muy forzada.

Hay miles de Excusas, cada día suceden por todos lados, lo difícil es detectarlas y ser lo suficientemente rápidos como para aprovecharlas. Aquí hablaremos de unos pocos ejemplos, que tendrían que serviros como ayuda para detectar vosotros posibles Excusas en el futuro.

Ejemplo 1: Consejo en la tienda

Estás en una tienda y necesitas comprar un regalo para tu hermana. Te acercas a alguna chica que veas que está mirando algo y le preguntas:

 – Perdona, veo que estas mirando estos zapatos… es que necesito comprar un regalo a mi hermana, morena y bajita, ¿crees que a ella le quedarían bien? ¿o me aconsejarías otra cosa?

Seguramente te aconsejarán, les encanta.

Seguramente te aconsejarán, les encanta.

Si a la chica le gusta la ropa seguramente no le importará nada darte consejo. Si lo ves claro, aprovechando que estás en una tienda incluso le puedes regalar un detallito por los “servicios” prestados e intentar quedar para otro día.

Ejemplo 2: En el extranjero

Estás en un país extranjero y oyes a una chica hablar tu idioma. Ya tienes la excusa perfecta para acercarte y decirle algo así como:

– Hola perdona, es que acabo de llegar… ¿me puedes decir un sitio para ir a tomar algo?

Si la chica es simpática puedes intentar unirte a su grupo, seguramente estén de vacaciones y con ganas de marcha…

Si miran un mapa también puedes ayudarles.

Ejemplo 3: Poniendo la antena

Estas en un bar y oyes a unas chicas hablar de un tema que tú conoces muy bien, por ejemplo un viaje a Costa Rica, país donde tú has estado. Es un momento inmejorable para acercarte y decir:

– Chicas yo estuve ahí el año pasado, ¿queréis que os de algunos consejos?

Atentos a las conversaciones.

Atentos a las conversaciones.

Estos son solo unos pocos ejemplos, a lo largo del día y de la noche ocurren multitud de situaciones donde hay una buena Excusa para hablar con una chica.

A medida que vayáis teniendo más confianza sabréis descubrir más momentos adecuados en los que utilizar una Excusa. Los profesionales del ligue saben entrar con una Excusa diferente a cada chica solo con observarla unos instantes, pero recordad que para ganar confianza y llegar a ser un maestro, primero hay que probar.

La chica del semáforo

Buenas,

creo que mi ligue más original fue el día que me ligué a una chica en un semáforo. Os pondré en antecedentes:

Llevaba toda la noche en un bar con un colega, y cuando ya nos íbamos a retirar una chica que iba en moto se paró en el semáforo de al lado del Bar. Como las prespectivas de la noche eran irme a casa a ver alguna peli de “acción”, decidí que tenía que cambiar mi destino y le eché un par de huevos para dirigirme a ella.

¿Una moto parada o una oportunidad?

¿Una moto parada o una oportunidad?

Llevaba un casco integral así que no le podía ver la cara, pero imaginé que sería mejor que la de Trini (mi muñeca hinchable) y me dispuse a establecer contacto con ella. No se me ocurrió nada mejor que escribirle mi número de móvil en el polvo de la moto y al verlo la chica habló.

Y, oh, milagro, no fue para gritarme que me apartara, sino para decirme que se había olvidado el móvil en casa de una amiga y que volvería en 10 minutos.

Mi colega esperaba en la mesa del bar contemplando la situación, y cuándo le dije que la chica volvería en diez minutos se puso a reir. Pero más me reí yo cuando puntual como un reloj suizo, la moto volvió a pararse en el semáforo.

Chica y semáforo, la moto es opcional.

Chica y semáforo, la moto es opcional.

La chica se quitó el casco y resultó ser bastante aceptable, por lo que le propuse irnos a alguna discoteca de la zona. Aceptó y nos fuimos los 3 de fiesta. Cuando nos echaron nos invitó a su casa a tomar una última copa.

Yo confiaba en hacer un trio, pero no vi predisposición en la motorista así que le pedí a mi colega que se fuera (creo que tenía derecho porque yo había sido el precursor de la situación).

Entonces la chica y yo dimos rienda a nuestra pasión.

Cuando les cuento esta historia, algunos amigos me dicen que soy el puto amo y otros que tuve una suerte acojonante. Yo creo que ni una cosa ni la otra, simplemente vi una ocasión y probé. Es como si un futbolista está en el medio campo, ve al portero adelantado y chuta. Meterla es difícil, pero sino chuta nunca la meterá.

Un saludo,

David

¿Quieres servir de inspiración a los lectores con una de tus historias? Comparte una de tus experiencias enviando un mail a objetivoligar@gmail.com

El Opening

En el primer artículo teórico hablaremos del momento de comenzar a entablar conversación con nuestro objetivo, lo que en la teoría del ligue se llama “Opening”, en castellano Entrada y cuando se realiza a saco Entradota.

La poca vergüenza ayuda en el Opening.

La poca vergüenza ayuda en el Opening.

Este primer contacto con el enemigo se podría hacer con un simple:

 – Hola que tal, me llamo David.

Pero ni la mayoría de tíos tiene los huevos de empezar así una conversación ni la mayoría de tías respondería de forma positiva ante tan poca imaginación. Es por ello que antes de cualquier “batalla” necesitamos un Opening que sirva para contactar al “enemigo” de forma original, divertida, inteligente… cualquier cosa que haga que la chica tenga curiosidad por seguir hablando con nosotros.

Posiblemente la más conocida sea el mítico:

 – Hola, ¿Estudias o Trabajas?

Pero puesto que está más anticuado que el Messenger mejor no utilizarla. Entradas de este tipo hay miles, yo os contaré dos ejemplos.

 Ejemplo 1: La dirección

Ver a una chica por la calle y preguntarle:

 – Perdona, ¿para ir a Plaza España?

Y mientras te empieza a pegar el rollo de como ir tú le sueltas:

 – Tranquila tranquila, que ya se ir. Era una excusa para hablar contigo.

Lo lógico es que la chica se ría y tengáis la oporturnidad de continuar hablando.

moto

Preguntar la dirección en una Vespa aumenta las posibilidades.

 Ejemplo 2: El chiste familiar

En el bar o en la discoteca te acercas a una chica y le dices:

 – Hola, mira es que mañana tengo una reunión familiar y todos hemos de contar un chiste, ¿te importa que te cuente el que tengo pensado para ver si hace gracia?

Entonces le explicas un chiste, y si no es muy malo la chica se reirá y ya vuelves a tener una excusa para seguir hablando, por ejemplo le puedes decir:

 – Venga, ahora te toca a ti hacerme reir a mi.

Si se rie hay mucho ganado.

Si se rie hay mucho ganado.

Lo importante es que siempre tengáis un Opening en mente para poder entrar a una chica que no conocéis. Eso sí, iros renovando de vez en cuando, porque entrar a una chica con una Entrada que ya le han hecho asegura un rídiculo importante.

Por último es importante subrayar que esta es la manera más difícil de ligar, cuando no hay ningun tipo de relación entre vosotros y el objetivo. Así que no desesperéis, ya hablaremos de las situaciones más favorables en próximos capítulos.